5 cosas que debes saber sobre el ayuno intermitente

5 cosas que debes saber sobre el ayuno intermitente

5 cosas que debes saber sobre el ayuno intermitente

Seguro ya has escuchado sobre el ayuno intermitente. Es un método que consiste en alternar periodos de ayuno con periodos durante los cuales consumes alimentos. No es exactamente una dieta, sino más bien una forma de organizar tus comidas para poder obtener los beneficios del método. Ahora: si estás pensando en empezar a practicarlo es súper importante que te asesores con un profesional y que adoptes esta forma de comer poco a poco. Así el cambio no será tan drástico. Todo es cuestión de adaptarte. El ayuno intermitente, como todo en esta vida, le funciona mejor a unas personas que a otras. No es la única forma de alcanzar tus objetivos, pero puede ser una buena opción. Si tienes alguna condición médica preexistente, recuerda que debes consultar con tu doctor si eres una persona apta para este método. 


Hay distintos esquemas 

Hay muchas formas de hacer ayuno. La más sencilla es 12/12, que consiste en alternar 12 horas de ayuno y 12 horas de alimentación. Luego está el ayuno 16/8, que se trata de ayunar 16 horas y comer en una ventana de 8 (por ejemplo, comer solamente entre el mediodía y las 8 de la noche). También puedes ayunar durante 18 horas y comer durante 6. Y, si ya llevas algún tiempo en esto, puedes hacer un ayuno largo durante 24 o 36 horas. Si vas a optar por este último, asegúrate de tener el acompañamiento de un profesional y nunca te pases de las 48 horas sin comer. 


Combina el método con una dieta balanceada

El ayuno intermitente establece ventanas de tiempo durante las cuales puedes consumir tus alimentos. Sin embargo, también está el factor dieta. No solo se trata de cuándo comes, sino también de qué comes. Es importante que los alimentos que consumas te aporten las calorías que necesitas y que, aunque estés practicando el ayuno intermitente, sigas cuidando la calidad de lo que comes. Complementa en ayuno con una dieta balanceada que incluya las porciones que te corresponden de todos los macronutrientes. ¡No se trata de comer menos! 


Lo que puedes consumir durante el ayuno 

La idea es que durante el periodo de ayuno tu cuerpo no tenga que digerir comida ni reciba calorías. ¡Pero ojo con la hidratación! El agua no nos aporta ninguna caloría, así que puedes (o más bien debes) seguir tomándola durante este periodo. También puedes tomar té o café negro; pero recuerda que no debes añadir ningún endulzante, y tampoco preparar tus bebidas con leche. 


Cómo romper el ayuno 

Cuando termina el periodo de ayuno, es importante cuidar cómo lo vas a romper. No es nada recomendable un atracón (y si empiezas a aplicar este método poco a poco no vas a sentir la necesidad de comerte media despensa). Se recomienda romper el ayuno con alimentos poco procesados y lo más naturales posible. Lo ideal es que incluyas proteína, grasa y fibra. Si vas a consumir carne, las mejores opciones son pescado o pollo, y es importante que midas muy bien la cantidad de grasa, para que no sea excesiva. 


Los beneficios 

Los beneficios que te puede dar el ayuno intermitente son muchos. A nivel hormonal, este método ayuda a controlar los niveles de glucosa e insulina. Y, al mismo tiempo, eleva la hormona del crecimiento. Esta es una hormona que nos ayuda muchísimo a aumentar masa muscular. A su vez, aumentar masa muscular nos ayuda a mejorar la composición corporal. Durante el periodo de ayuno, le damos chance al cuerpo de realizar mejor los procesos de reparación y regeneración celular. Además, en este “estado de receso” nos desintoxicamos. Así que el ayuno intermitente puede ser un gran aliado para alcanzar tus metas. 

 

 

 





Dejar un comentario