Cómo mejorar tu rutina de indoor cycling

Cómo mejorar tu rutina de indoor cycling

Cómo mejorar tu rutina de indoor cycling

El indoor cycling llegó para quedarse. Se sabe que es un cardio súper efectivo, además de que la música y el ritmo te inspiran, quemas muchísimas calorías y fortaléceles los músculos.

Es un ejercicio cada vez más integral, que busca no solo que ruedes, sino que además trabajes fuerza.  Aquí tienes  unos tips para que tu rutina de indoor cycling sea más efectiva y le saques el mayor provecho posible. 


Una buena postura

Tener una mala postura no solo implica que no estás aprovechando al máximo, también implica que te puedes lastimar. En el indoor cycling es importante que tu asiento esté a la altura correcta, de manera que tus piernas queden ligeramente dobladas y te sientas cómodo. También es clave mantener la espalda derecha y el pecho levantado para cuidar tu espalda y tus piernas. Se recomienda mantener los pies paralelos al suelo para que tu worqout esté balanceado, y que el peso de tu cuerpo no lo recargues en el manubrio. Y, por último, ¡resistencia! Poner resistencia no solo te va a ayudar a tonificar tus músculos, también evita que estés rebotando y es una forma de cuidar tus rodillas. 

 

Estirar es importante 

El ritmo de vida que llevamos en la actualidad es muy movido. Y cinco minutos se pueden sentir como la diferencia entre estar a tiempo o empezar tarde el día. Pero el estiramiento no es opcional. El indoor cycling es de alta intensidad y requiere de esos minutos de estiramiento para reducir el ácido láctico en tu cuerpo y que tus músculos se recuperen. Así es que ya lo sabes, el estiramiento es parte fundamental y esos minutos los debes aprovechar.


Buenos hábitos

Hacer ejercicio es parte importante de tener un estilo de vida saludable pero tiene que estar complementado con otros hábitos, como comer bien. Con comer bien no nos referimos a dietas restrictivas que te dejan con hambre y te quitan la energía que necesitas para mover el cuerpo: nos referimos a comer balanceado. Llénate de nutrientes y trata de comer lo más variado y natural posible.  Aunque no parezca, lo que decidas desayunar, comer o cenar después de tu clase de indoor cycling va a determinar si tu cuerpo puede o no aprovechar al máximo el esfuerzo que hiciste. 


Constancia

Hemos estado ahí: te levantas con prisas y flojerita, y pateas tu worqout a la noche. Llega la noche y el día estuvo pesado y lo pateas a la mañana siguiente. Y el círculo vicioso puede extenderse al infinito. Te recomendamos que fijes en tu calendario (aunque sea mental), la hora y los días de la semana que quieras rodar y no te des permiso de poner excusas. Una de las formas más eficaces de impulsar los buenos hábitos es haciéndolos más accesibles.

¡Con tu smart bike en casa no hay excusas para no entrenar!

 




Dejar un comentario