Ideas de snacks post entrenamiento

Ideas de snacks post entrenamiento

Ideas de snacks post entrenamiento

Es súper importante comer después de entrenar, porque durante la hora posterior a tu entrenamiento las células musculares son más receptivas y se sintetizan mejor la proteínas. Por eso nuestra recomendación es que tu snack post worqout siempre incluya proteínas y las combines con algún carbohidrato simple que aporte nutrientes. Hoy te traemos 10 ideas para estos snacks. ¡Haz que se convierta en parte de tu ritual de ejercicio! Tómate unos momentos cuando termines de entrenar para disfrutar y agradecer a tu cuerpo por su esfuerzo. 


Plátano con peanut butter 

Es de lo más fácil de preparar. Corta el plátano en rodajitas y ponle como topping un poquito de peanut butter. Asegúrate de no excederte con la porción de mantequilla que, si bien aporta proteína, también aporta grasas que se deben comer de forma moderada. Distribuye en las rodajitas una cucharada. 


Toast con huevo 

Cuando vayas a preparar un toast, es preferible el pan integral antes que el pan blanco. Solo tienes que tostar el pan y agregar uno o dos huevos al gusto: pueden ser revueltos o fritos (en este caso usa un poquito de aceite de oliva). Si quieres, puedes agregar una salsita picosa para dar más sabor. 


Sándwich de pechuga de pollo 

La pechuga de pollo es una súper fuente de proteína porque tiene muy poca grasa. Nuestra recomendación es que siempre tengas un poco de pechuga desmenuzada en tu refri para facilitarte la vida. Puedes incluso prepararla con una salsa de tomate para darle sabor. Combínala con pan o tortilla y listo. 


Yogurt griego con granola

El yogurt griego es alto en proteína. Cuando elijas la granola que vas a usar, asegúrate de que no contenga azúcar. ¡La casera es la mejor de todas! Puedes tostar avena con algunas almendras fileteadas y queda deliciosa. Si eres fan del dulce, agrega tu endulzante favorito. 


Shake de proteína y palomitas 

El shake de proteína es súper práctico. Lo puedes preparar con agua, leche o leche de almendras. Para agregar carbohidratos al combo te recomendamos una taza de palomitas, de preferencia hechas en casa con aire caliente para evitar grasas saturadas. 


Tortitas de arroz inflado con mantequilla de frutos secos 

Las tortitas de arroz inflado nos salvan cuando no hay mucho tiempo. De topping puedes agregar una cucharada de tu mantequilla de frutos secos favoritos: puede ser almendras, cacahuate, nueces, etc. Y cuando vayas a comprar estas mantequillas en el super, asegúrate de que el único ingrediente sean las nueces.


Hot cakes de avena 

Licúa 4 claras de huevo, ¼ de taza de avena en hojuelas, 1 cucharada de linaza molida, 1 cucharadita de canela, dos sobres de edulcorante y una cucharadita de vainilla. Prepara tus hot cakes en un sartén, ¡y listo! Easy peasy. 


Hummus con palitos de apio

El hummus es una excelente fuente de carbohidratos y proteína. Puedes tener un bote guardado en tu refrigerador y acompañarlo con palitos de apio o zanahoria, o un poco de pan pita. 


Toast con pavo 

Una rebanada de pan integral con dos o tres rebanadas de jamón de pavo bajo en grasa también es súper práctico. Si quieres añadir un poco de grasas saludables y sabor, puedes ponerle de topping un cuarto de aguacate. 


Waffles protéicos 

Licúa un plátano, ⅓ de taza de avena, 4 claras y un huevo completo, 1 cucharada de canela, una cucharada de vainilla, ½ cucharadita de polvo para hornear, un sobre de endulzante y 1 scoop de tu proteína en polvo favorita (la de chocolate queda deli). Pon la mezcla en la wafflera engrasada con poquito aceite y listo. Esta también es una buena opción de desayuno. 




Dejar un comentario