flexibilidad

La importancia de entrenar flexibilidad

La importancia de entrenar flexibilidad

flexible

Los ejercicios de flexibilidad son una parte importante de nuestra rutina de entrenamiento. Pueden proporcionarnos más movilidad, lo que a su vez ayuda a prevenir las lesiones

Cuando se trata de hacer ejercicio, muchas personas se centran en desarrollar los músculos y mejorar la fuerza. Sin embargo, la flexibilidad es tan importante como cualquier otro objetivo de fitness. No sólo facilita los movimientos funcionales, sino que también puede ayudar a prevenir lesiones. Además, el entrenamiento de la flexibilidad es una forma estupenda de relajarse después de un entrenamiento extenuante. Al alargar los músculos y aumentar el rango de movimiento, podemos meditar para sanar el cuerpo tanto en la mente como en el cuerpo. En consecuencia, incorporar el entrenamiento de la flexibilidad a nuestras rutinas de fitness es esencial para promover la salud total del cuerpo.

Beneficios de entrenar flexibilidad

1. Es la clave para prevenir las lesiones

Los ejercicios de flexibilidad son importantes para prevenir lesiones, porque ayudan a mantener los músculos ágiles y flexibles. También es bueno para el mantenimiento diario de nuestro cuerpo, que nos ayudará a mantener un nivel de actividad saludable durante todo el día. ¡Cuanto mayor sea la flexibilidad, menor será el riesgo de sobrecarga!

2. Mejora  tu rendimiento general

Cuando hacemos ejercicio, nuestros músculos se fortalecen y se vuelven más flexibles. Esto significa que si vas a practicar cualquier tipo de deporte o actividad física en la que la amplitud de movimiento es crucial para el éxito, ¡entrenar la flexibilidad te ayudará a asegurarte de que tu cuerpo puede hacer lo que necesita!

3. Mejora tu postura y alineación

Los ejercicios que realizamos pueden ayudar a corregir el acortamiento muscular y a poner literalmente los músculos en su sitio, lo que mejora nuestra postura. Además, se ha demostrado que el entrenamiento de la flexibilidad mediante estiramientos también mejora el equilibrio

4. Mejora tu capacidad de movimiento

El entrenamiento de la flexibilidad es una parte esencial de la rutina de ejercicios de cualquier atleta. Ayuda a aumentar la capacidad de nuestros músculos para estirarse, lo que nos proporciona una mayor amplitud de movimiento y mantiene sanas las articulaciones lesionadas, evitando que se produzcan dolores después del entrenamiento.

5. El entrenamiento de la flexibilidad es una gran manera de reducir el estrés y la tensión en el cuerpo

El entrenamiento de la flexibilidad es una forma excelente de reducir el estrés y la tensión en el cuerpo. No sólo te ayuda a mantener una columna vertebral sana, sino que también alivia los dolores musculares al permitir que tus músculos tengan más espacio para moverse

Ejercicios para mejorar la flexibilidad 

Entrenar la flexibilidad no tiene por qué requerir mucho tiempo o esfuerzo; simplemente podemos añadir algunos ejercicios a nuestra rutina de entrenamiento.

Estiramientos estáticos
El estiramiento estático es el tipo más común de relajación muscular. Puede realizarse en todas las partes del cuerpo y ayudará a disminuir la tensión en determinadas zonas, lo que puede hacer que tengas un mejor equilibrio o capacidad de movimiento en general.


Estiramientos dinámicos
En este estiramiento dinámico, moverás el cuerpo en un movimiento pendular. Por ejemplo: ¡ponte de pie con los pies muy separados y dobla la cintura para tocar con una mano el otro pie antes de volver a subir suavemente! Haz estos movimientos de forma continua para obtener los mejores resultados.


Posturas de yoga
Las posturas de yoga son fantásticas para ayudar a mejorar la flexibilidad, ya que trabajan el cuerpo de manera global. Las posturas de yoga son una forma estupenda de trabajar el cuerpo en su totalidad. Puedes integrar algunas de ellas en tu sesión de estiramientos, como el perro mirando hacia abajo, la postura del gato o el saludo al sol. 

Estiramiento de glúteos
¡Esto es algo que realmente abrirá tus glúteos! Siéntate en el suelo o siéntate con la pierna derecha doblada sobre la izquierda a la altura del muslo. A continuación, tuerce el torso para que mire en dirección contraria a su propio eje mientras apoyas el brazo izquierdo en el lado opuesto de la cadera para que sirva de apoyo, ¡creando también giros en la columna vertebral a lo largo de su recorrido!. Hazlo de ambos lados. 

Asegúrate de añadir siempre una buena rutina de flexibilidad en tu programa y podrás disfrutar de todos los beneficios que ofrece este tipo de entrenamiento. Recuerda que si eres nuevo en esto, lo mejor es que empieces despacio y vayas aumentando la intensidad gradualmente a medida que tu cuerpo se vaya acostumbrando a los ejercicios. Y por último, ¡no olvides calentar y enfriar correctamente antes y después de cada sesión!

Si estás interesado en iniciar un programa de flexibilidad, es importante que consultes primero con un profesional. Un entrenador personal o un fisioterapeuta pueden ayudarte a crear una rutina de estiramientos segura y eficaz que sea ideal para tí. 




Dejar un comentario